Telaraña | eriodismo narrativo
viernes 06 de diciembre de 2019 | 14:43

Informes Miradas Perfiles Imaginarios Nosotros
Memoria Género Política Justicia Cultura Trabajadores Vida Cotidiana
Un derecho, un sueño
Volver...
jueves 28 de noviembre de 2019
Seis personas trans de Paraná accedieron a un trabajo en la Municipalidad en febrero de este año. Pero el 31 de octubre cayeron sus contratos y las autoridades no los renovaron. No dispuestas a resignar su derecho a un trabajo digno, presentaron un amparo en la Justicia. Porque el acceso al trabajo es un derecho. Y porque lograr un derecho es un sueño.
Imprimir

Por Silvina Mernes, Sandra Miguez y Gisela Romero*
“Un sueño”. Eso dijo Iara Aranzazú Quiroga cuando Telaraña le preguntó qué significa para ella tener un trabajo estable y una obra social. “Un sueño que poco a poco lo vamos concretando", agregó. Y enseguida lamentó: "Pero con todo esto se nos va desmoronando y no lo podemos permitir”.

Iara se refirió así a la caída de los contratos en la Municipalidad, logrados en febrero de este año, y la decisión de la gestión de Sergio Varisco de no renovarlos. Esa medida del Intendente dejó sin trabajo a cientos. Entre ellas, a seis personas trans.

Los contratos de Iara, Vanesa Aramí Bello, Matías Lucas Damián Berón, Gabriela Abigail Manrique, Paola Natalí López y Fernanda Ramírez fueron el resultado de un trabajo que llevó “largo tiempo”.

Es que como primer paso, la Municipalidad encargó un proyecto para relevar a la comunidad trans de la ciudad, que fue confeccionado en conjunto por la Uader, la Uner, el Inadi y la Secretaría de Derechos Humanos de Nación delegación Entre Ríos. Fue elevado al Consejo Representativo de Diversidad Municipal, que le dio su aprobación.

Para la realización del relevamiento la Municipalidad suscribió un convenio con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Y en setiembre de 2018 comenzó a realizarlo.

El objetivo era conocer las condiciones de vida del colectivo trans local y sus características sociodemográficas. Los datos obtenidos develaron la situación de vulnerabilidad social, económica y ciudadana que atraviesan.

Como consecuencia, y en base a ese informe, la Municipalidad comenzó a implementar políticas tendientes a reconocer y reparar los derechos del colectivo, y a lograr su inclusión laboral. Los seis contratos de locación de servicio otorgados el 25 de febrero a través del Decreto N° 217, fueron un fruto tangible de esa política.

Pero el 31 de octubre finalizó la obligación contractual del municipio que, en medio de la crisis que atraviesa, resolvió no renovarlos.

Les seis trabajadores primero fueron al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) a plantear su situación. Estaban convencides de luchar por sus derechos laborales. "Porque conseguir un trabajo estable y formal es algo que se nos debe históricamente a la comunidad trans, que ha sido vulnerada y a la que se le ha negado el acceso a la vivienda, el trabajo, la salud”, lamentó la activista. Pero en el organismo desestimaron su reclamo y no les dieron apoyo. También probaron en la Defensoría del Pueblo, pero la información emanada desde allí fue evasiva.

Pero no se van a rendir. Por eso este 28 de noviembre fueron a los Tribunales a presentar un amparo contra la decisión de la Municipalidad de Paraná de no renovarles sus contratos. Cuentan con la asesoría legal de la abogada Aranzazú Quiroga.

“Que seis personas trans hayamos accedido a trabajo en el Municipio es un avance muy grande y no podemos retroceder”, aseguró Iara. Y subrayó: “No queremos volver a la calle a ejercer la prostitución. No queremos que la prostitución sea la única salida para las chicas trans”.

"Hace muchos años que estamos destinadas a morir en las esquinas ejerciendo la prostitución, porque es la única entrada económica que tenemos para poder subsistir", remarcó la activista.

"Particularmente estoy destruida. Pensar que tengo que volver a la calle si no me renuevan el contrato. Más cómo está la situación de las pibas que están en la calle, con la malaria y los robos. Me da una tristeza bárbara. La verdad es que espero que esto se solucione y me devuelvan mi trabajo", sostuvo.

“Nosotras adquirimos un derecho y ahora hubo un retroceso. Queremos que no nos saquen los derechos que ya adquirimos, porque nos corresponden", aseguró. Y remarcó: "Le pedimos al Estado municipal que se haga cargo de nuestros contratos y nuestras personas. No pedimos más que eso”.

* Nota colaborativa realizada entre Sandra Miguez (entrevista), Gisela Romero (fotos) y Silvina Mernes (redacción).
Compartir en Facebook



Nombre  
Email
Comentario



Comentarios:
No se han hecho comentarios aún...
Subir...
Un derecho, un sueño
Seis personas trans de Paraná accedieron a un trabajo en la Municipalidad en febrero de este año. Pero el 31 de octubre cayeron sus contratos y las autoridades no los renovaron. No dispuestas a resignar su derecho a un trabajo digno, presentaron un amparo en la Justicia. Porque el acceso al trabajo es un derecho. Y porque lograr un derecho es un sueño.

Remitente  
Destinatario   email
Comentarios (opcional)  
Volver...