Telaraña | eriodismo narrativo
viernes 06 de diciembre de 2019 | 14:51

Informes Miradas Perfiles Imaginarios Nosotros
Memoria Género Política Justicia Cultura Trabajadores Vida Cotidiana
25N: La Asamblea otra vez en las calles con un documento contundente
Volver...
lunes 25 de noviembre de 2019
“Abriendo un mundo feminista con otra política, otra ciencia, otra economía, otras palabras, otros gestos”, así se expresaron quienes desde la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans reclamaron al Estado por políticas públicas que frenen el gran problema social de las violencias de género. Exigieron además la declaración de la emergencia y partidas presupuestarias acordes al problema en ciernes.
Imprimir

Por Sandra Miguez

Como cada 25 de Noviembre, día internacional por la eliminación de las violencias contra las mujeres, lesbianas, travestis y trans, miles de personas salieron a las calles a reclamar por sus derechos, por la falta de políticas públicas y exigieron la declaración de la emergencia de género, con la certeza de un dato terrible: En la Argentina muere una mujer cada 26 horas.

Los datos continúan siendo escalofriantes. En octubre se registraron 25 feminicidios en Argentina, cifra que asciende a 275 al contabilizar los crímenes por violencia machista cometidos entre el 1º de enero y el 31 de octubre de este año. En Entre Ríos hubo 9 feminicidios, un bebé que nació por la cesárea realizada a su mamá asesinada, murió 6 meses más tarde, y varias niñas y niños con serias lesiones por haber sido agredidos por los asesinos de sus madres.

Se confirma también que en el 84% de estos asesinatos los mismos son cometidos por varones del círculo íntimo y de conocidos de las víctimas, y al menos hay 174 niñes en orfandad.

El documento leído por distintas representantes de la Asamblea, dirigió el primer repudio hacia el gobierno de Mauricio Macri y apuntaron a que  “en el 2019 solo destinó 11 pesos por mujer por año para las políticas de prevención y erradicación de la violencia de género y envió al Congreso el presupuesto 2020, que, de no ser modificado, sólo proyecta un peso con cincuenta por mes, es decir dieciocho pesos por mujer y/o disidencia en el año”.

Por eso la principal denuncia en términos generales fue hacia el Estado, máximo responsable frente a este problema social, y hacia los gobiernos que deben declarar la emergencia de género tanto a nivel provincial como nacional, con reglamentación y presupuesto real.

“La Ley de Emergencia permitirá destinar por ministerios presupuestos extras para tomar medidas urgentes y podríamos contar con recursos inmediatos para la atención de la problemática” reclamaron en el extenso documento que no dejó ningún punto por tocar.

Entre ellos se reclamó por “el despiadado recorte de políticas públicas” que genera precarización, ajuste y despidos de las trabajadoras del Estado en las áreas destinadas a contener y atender la violencia de género, entre otras áreas: “Denunciamos la feminización de la pobreza, que no solo significa el empobrecimiento material de mujeres y disidencias, sino también el empeoramiento de sus condiciones de vida y la vulneración de sus derechos. Demandamos la creación del cupo laboral trava –trans en todas las dependencias del Estado”, indicaron y también demandaron por “políticas integrales que contengan a las víctimas de violencia y les permitan seguir con sus vidas y tener un proyecto vital con acceso al trabajo, a la capacitación, a la salud y a la vivienda”.

La amenazante tormenta de la jornada no mermó la concurrencia de manifestantes de a pie, que al igual que desde  sectores políticos, sindicales, estudiantiles, de la cultura,  se concentraron frente a Tribunales, conscientes de sus derechos y de la necesidad de reclamar a las autoridades por políticas públicas, por acciones concretas sobre todo en el Poder Judicial.

Al Poder Judicial se le reclama la falta de entrecruzamiento de datos entre causas que se tramitan en distintos fueros, la  criminalización de las mujeres en situación de violencia de género, en un sistema judicial al que calificaron de  machista y patriarcal y al que se exige Justicia para Jéssica Dos Santos, Gisela López y NiKi “La Loba”, cuyos crímenes de odio siguen impunes.

El documento también sostuvo la denuncia por encubrimiento y la protección a los violadores de la “manada” de Villaguay y disciplinamiento con el que el Estado pretende someternos. “Pedimos el apartamiento del Fiscal por misógino, machista y patriarcal” sostuvieron y expresaron solidaridad con la abogada feminista FernandaVásquez Pinasco que fue amenazada de muerte por un condenado por narcotráfico y acusado de violencia de género por su esposa e hija.

Al Municipio de Paraná se le reclamó por las mujeres despedidas, la lucha de las trabajadoras del cupo trava, la escuela municipal de danza y circo y de los jardines maternales y del COPNAF, al igual que la aplicación y el presupuesto de la ordenanza sancionada.

En materia de educación se exigió el cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral con visión científica y laica sobre la sexualidad y con perspectiva de género para todo el sistema educativo, que permitió la detección de más de 400 casos de abuso sexual en niñes y adolescentes y que consideraron “fundamental para el ejercicio de los derechos humanos”.

Al igual que en todos los puntos de la provincia y del país se volvió a plantear el debate pendiente  por el proyecto de aborto legal, seguro y gratuito, el derecho a decidir, la plena implementación y presupuesto real para el Programa de salud sexual y reproductiva, y el efectivo cumplimiento de los tratamientos hormonales.

“Repudiamos a las maniobras del gobierno de Macri para anular esta práctica que nos garantiza derechos” señalaron en torno a la defensa del Protocolo Interrupción Legal del Embarazo y subrayaron que “negar el aborto no punible es delito”. Y advirtieron que ante el intento de avanzada de grupos anti derechos, “exigimos la separación de la iglesia del Estado. El Estado debe dejar de subsidiar la educación privada y confesional y demás no financiar la estructura de ningún culto. No permitiremos la injerencia de las religiones fanáticas y autoritarias sobre nuestras vidas”.

Otro tema crucial en la provincia de Entre Ríos es la defensa al  derecho a la soberanía alimentaria. Consideraron que la utilización de agrotóxicos es un atentado contra toda forma de vida, y repudiaron el el decreto de Bordet y Rodríguez Signes que “condena a la contaminación y las enfermedades a las escuelas rurales y a la población toda. Rechazamos el fallo cómplice del STJ de nuestra provincia. ¡Paren de fumigarnos! Le decimos NO a la ley de semillas y fuera todo el agronegocio de nuestra tierra”.

La solidaridad con las miles de víctimas de violencia política en distintos países de Latinoamérica quedó expresada en un apoyo contundente a la resistencia feminista que está en la calle contra el  golpe en Bolivia, contra el terrorismo de Estado en Chile y contra todo país imperialista que ponga en peligro los derechos conquistados, indicaron, al tiempo que señalaron que “las torturas, secuestros, desapariciones, vejaciones y violaciones tienen la intención selectiva de desarticular la potencia de los feminismos y de los movimientos disidentes” que enfrentan al capitalismo, a su sistema de endeudamiento, obediencia y explotación.

“Abrazamos la resistencia popular en Brasil, Colombia, Ecuador, Haití y Nicaragua, entre otros países que se enfrentan a la derecha neoliberal. Nosotras rechazamos el acuerdo que consagra la impunidad del gobierno asesino de Piñera. Exigimos su renuncia ya. Decimos NO al golpe de estado racista y fundamentalista en Bolivia que va detrás de la consolidación de un modelo extractivista transnacional saqueador e imperialista, que va por las reservas de los recursos naturales”.

También se realizó una fuerte crítica a las religiones nuevas y viejas que “quieren volver a encerrarnos en nuestras casas, donde nos matan y nos explotan. La familia cerrada e idealizada que defienden las religiones como paradigmas del orden es muchas veces nuestra tumba”. Al igual que hacia el rol del Estado respecto al valor de un trabajo no remunerado: “Los cuidados que damos, las redes que sostenemos, los servicios que proveemos; en fin: la reproducción de la vida”.

El documento leído por distintas integrantes de la Asamblea, remarcó la denuncia a todas las violencias del sistema machista y heteropatriarcal y el deseo de cambiarlo todo, al cierre del mismo:

“Nos mueve el deseo de cambiarlo todo, ya no nos basta con la igualdad de derechos, queremos poner todo patas para arriba. Estamos armando un mundo feminista con otra política, otra ciencia, otra economía, otras palabras, otros gestos para habitar nuestros cuerpos en otras relaciones. Por todo lo que deseamos, por todo lo que necesitamos, por todo lo que luchamos estamos acá ¡y al clósed no volvemos nunca más! ¡Ni una menos! ¡Vivas, libres, soberanas y desendeudadas nos queremos! ¡Hasta la victoria sembraremos y a nuestra América Latina liberaremos!”

 

Feminicidios

Las historias de 9 mujeres quedaron truncas en este 2019. Hijes sin sus madres. Niñas y niños afectados directamente por agresiones brutales y por la orfandad.

En Federal, Jésica Riquelme (26 años) estaba embarazada cuando fue asesinada por su pareja, Jesús Sánchez. Su bebé que pudo nacer por cesárea también falleció seis meses después.

En Victoria, intento de feminicidio el 31 de marzo de 2019, contra una joven de 27 años que fue brutalmente golpeada. Su agresor Luis Miguel Almada fue detenido e imputado; el disparo de su arma reglamentaria afortunadamente no salió. 

En Paraná, el 6 de mayo, un hombre de 35 agredió con combustible a su pareja obligándola a que volviera con él. Logró sobrevivir. El fue imputado por lesiones graves.

En Paraná el 18 de julio, encuentran asesinada a Lucía (La Loba) Mansilla de 36 años, con signos de violencia.

En Villa Elisa, René Soledad Herrero de 64 años, fue brutalmente asesinada por su ex pareja, de quien había logrado separarse un año atrás.

En Villaguay, el 18 de julio, se produce el doble feminicidio de Florencia Anahí y su madre Rosa Páez, por parte de Brian Ballesteros, quien se encuentra detenido.

En Feliciano, el 1 de agosto, Claudia Valdez de 32 años fue baleada en la cabeza por parte de su ex pareja, quien se encuentra detenido. Ella sigue internada en estado irreversible.

En Concordia el 5 de agosto fue asesinada Liliana Noemí Godoy de 46 años y su hija brutalmente herida por el feminicida, Rafael Soto de 39 años, quien se encuentra detenido.

En, el 15 de agosto Albana Ríos de 17 años es asesinada. Su cuerpo presentaba signos de violencia.

El 15 de septiembre en Paraná, una mujer  de 46 años fue atacada con un sable por su ex pareja que le produjo serias lesiones en la cabeza y el rostro.

En Concepción del Uruguay, Susana Pereyra de 35 años fue asesinada por Eduardo Romero de 50 quien luego se suicidó.

Compartir en Facebook



Nombre  
Email
Comentario



Comentarios:
No se han hecho comentarios aún...
Subir...
25N: La Asamblea otra vez en las calles con un documento contundente
“Abriendo un mundo feminista con otra política, otra ciencia, otra economía, otras palabras, otros gestos”, así se expresaron quienes desde la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans reclamaron al Estado por políticas públicas que frenen el gran problema social de las violencias de género. Exigieron además la declaración de la emergencia y partidas presupuestarias acordes al problema en ciernes.

Remitente  
Destinatario   email
Comentarios (opcional)  
Volver...