Telaraña | eriodismo narrativo
viernes 06 de diciembre de 2019 | 14:48

Informes Miradas Perfiles Imaginarios Nosotros
Memoria Género Política Justicia Cultura Trabajadores Vida Cotidiana
Cuatro ojos que retratan el despertar de Chile
Volver...
martes 12 de noviembre de 2019
Natalia Cobos y Gabriela Carvalho relataron la experiencia de haber participado de las brigadas fotográficas que capturaron la esencia del estallido chileno.
Imprimir

Alfredo Hoffman
La paranaense Natalia Cobos y la brasileña radicada en Santa Fe Gabriela Carvalho fueron parte de las brigadas fotográficas que retrataron las protestas históricas que se están desarrollando en Chile, en el marco del Festival Internacional de Fotografía de Valparaíso. Ambas relataron a Telaraña lo que vivieron durante una semana en el país trasandino y aportaron algunas de sus fotografías.

Hace un mes, Natalia y Gabi recibieron la noticia de que habían quedado seleccionadas como Brigada Fotográfica para participar del Festival, en su décima edición. Viajaron a Valparaíso para trabajar colectivamente junto a Paola Olari Ugrotte (Buenos Aires), y para la edición audiovisual Marine Morandeau (desde Buenos Aires). Allí estuvieron desde el sábado 26 de octubre hasta domingo 3 de noviembre.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie

La imagen puede contener: una persona

La imagen puede contener: una persona, sombrero, exterior y primer plano

"Dada la contingencia política-social de Chile el Festival suspendió todas las actividades extras como inauguraciones de muestras, talleres con la población local, recorridos fotográficos y presentaciones de fotolibros. Además cambió la temática anual de las brigadas y de los workshops para pensar fotográficamente la realidad que nos desbordaba", contaron.

Las Brigadas son colectivos fotográficos que desarrollan colectivamente un determinado proyecto fotográfico durante los días del Festival, con el acompañamiento de un editor-editora, en relación a una temática planteada y cuyo resultado será expuesto en el espacio público y publicado en una revista.

"Una vez allá en nuestra primera marcha (que fue la más grande de la historia de Valparaíso) sentimos que la represión policial y militar ya estaba siendo cubierta por otres compañeres, hay muchas fotografías circulando diariamente de las barricadas, del fuego, de las bombas y de la violencia policial. Estando allí nos dimos cuenta de que todo era mucho más grande que eso: eran miles marchando, de todas las edades y clases sociales, miles de cacerolas sonando, de pañuelos, banderas al viento, afiches. Era una fiesta rabiosa, de indignación colectiva", relataron. 

Su trabajo consistió en realizar entrevistas, con una serie de preguntas breves, durante las marchas y en asambleas vecinales y feministas. "Mezclamos el audiovisual con el registro fotográfico en el intento de poner palabras y voces chilenas a nuestra mirada propia, para que luego de una edición colectiva termine en un video, y una serie de fotografías, que fueron impresas en la Revista FIFV 2019 y expuestas en la muestra colectiva en el  Parque Cultural de Valparaíso (Ex Cárcel)". Se puede ver el material en Instagram: https://www.instagram.com/brigadajanaina.

El proyecto inicial, antes del estallido social planteaba entre otras cosas: "…Alertamos los sentidos para llenarnos de aromas, de sonidos, de imágenes y asperezas. ¿Cómo huele? ¿Qué tacto tiene la playa? ¿Qué colores nos invaden? Una ciudad entra por todos los extremos de nuestra humanidad, o no nos llega nunca a conmover.

Ellas sienten que eso fue como una especie de premonición, no sabían lo que iba a pasar y, en otro contexto, todo esto se cumplió. Las invadieron los olores de aires caldeados de lucha, los rostros llenos de fuerza y rabia acumulada exigiendo cambios. Sin dudas, la ciudad y el pueblo chileno las revolvieron, las interpelaron por todos los sentidos y las transformaron física y emocionalmente, contaron a Telaraña.
Las preguntamos por lo que vieron en las asambleas y movilizaciones; sobre la represión y la esperanza del pueblo chileno. Natalia dijo: "El primer día en Valparaíso, cuando llegábamos con Gabi,  el colectivo desvió porque la gente se estaba organizando para marchar. La realidad, es que desde que estábamos arriba del colectivo entrando a la ciudad, pensé en no ir. Tenía miedo de no poder responder a una situación desconocida, tenía muy presente la información que llegaba a Argentina sobre las represiones, la violencia. Les dije a las chicas lo que sentía, que no sabía si ir. A lo que ellas me respondieron: 'si no vas, te vas a arrepentir, no te vamos a dejar sola'. La primera frase fue mágica, cualquiera que me conoce sabe que con eso me convence. Preparé mis cosas y partimos. La marcha era como ir a la cancha a ver un clásico, familias abrazadas, desde niños a personas mayores con bastones. Al menos hasta determinado punto, fueron cuadras de fiesta, enojo y estallido de rabia reflejado en cada persona. Ahí entendí que había hecho bien en ir, que había mucho más sucediendo que la represión militar y policial. A todas las siguientes no dudé en ir". 

Gabriela, por su parte, respondió: "Esa es la pregunta en que las diferentes vivencias nos separan con Nati (pero también nos encuentran), porque las dos venimos de historias muy diferentes y también de recorridos fotográficos distintos. Yo crecí en una familia militante, las marchas y asambleas son parte de mi existencia desde que tengo recuerdos,  son también los lugares en el cual desarrollé mi militancia y labor fotográfica en la época de la facultad en Brasil. Cuando estalló todo en Chile yo no veía la hora de estar allí, incluso intenté adelantar mi pasaje porque tenía muchas ganas de vivir esa efervescencia". 
Ambas eligieron narrar la experiencia con estas palabras: "Una vez allí, conviviendo, registrando y entrevistando a la gente nos dimos cuenta de lo presente que está la sensación de que 'Chile Despertó'. Todo el mundo te habla de que de repente hay una fractura, un cambio radical en la sociedad, de que el pueblo chileno nunca más será el mismo. Nos interesaba entender qué pensaba la gente, la gente que marchaba, que caceroleaba, el vecino común y corriente pero también estar en espacios de organizaciones horizontales, como los cabildos y asambleas, para ver el sostén de las redes de apoyo y proyección. Y así salimos en busca de testimonios que nos hicieran carne de esa realidad". 

"En estos encuentros pudimos ver cómo ese estallido es transversal a todas las clases sociales, religiones, edades y géneros. También nos encontramos con que el pueblo no estuvo dormido todo ese tiempo, al contrario, se estuvieron gestando organizaciones sociales territoriales que trabajan en red a lo largo del país y que están preparadas políticamente para las discusiones que se están dando en este momento, cómo los derechos a la vivienda,  salud y a la educación",  completaron.

La imagen puede contener: una persona, primer plano

La imagen puede contener: una o varias personas

La imagen puede contener: cielo, rayas, nubes y exterior

La imagen puede contener: noche

La imagen puede contener: cielo, nubes y exterior

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie

Quiénes son Nati y Gabi

Natalia nació en Capitán Bermúdez, Santa Fe. Estudió Ciencias Económicas en Rosario y trabajó ahí hasta el 2015 que vino a vivir a Paraná. La fotografía siempre estuvo presente en su vida, pero empezó a estudiar en ese año como escape a una profesión que no la llenaba, como hobbie. Hizo un taller de Fotografía Inicial con Paulina Vogler. En el 2016 realizó la Carrera de Fotógrafa Profesional en la Academia Argentina de Fotografía, en Santa Fe. En el 2017 fue ayudante de cátedra para los alumnos de primer año, mientras cursaba en paralelo segundo año de la carrera. Comenzó a trabajar con fotografía comercial de niños y moda. En el 2018 realizó un workshop de Fotografía Conceptual con Mikeila Borgia y después llegó al taller de Pablo Merlo, “La mirada interior”, en Paraná. 

"De a poco me di cuenta que todos podemos ser fotógrafos con un poco de ganas y curiosidad, que lo que me interesaba, no era el hecho de hacer buenas fotos y sí las historias, las narrativas que se podrían armar con diferentes fotografías. Para eso es importante lo que hay para contar, el discurso, sea personal o de otro, plasmado en un relato visual", señaló. 

En función de la idea de fotografía como discurso en construcción, decidió ampliar su formación y este año encaró un proyecto personal documental guiado por Paula Teller en el taller de Edición Fotográfica para una mirada autoral, en Buenos Aires. También cursó otros talleres como "Fotografía y Feminismos", dictado por Gabi (Gabriela Carvalho) y María Belén Garofalo, y de narrativa fotográfica con Mariana Torres Luyo en “La construcción de la Imagen”, ambos en Santa Fe. Y un taller de escritura creativa “Nos/Otros en el texto”, dictado por Manuela Mantica y Belen Zavallo, en Paraná.

Gabi nació en Minas Gerais, Brasil, y se recibió como Socióloga en la Unicamp, donde comenzó a sacar fotografías estenopeicas en el año 2008. Herramienta que utilizó para la militancia y la educación popular dentro del MST (Movimiento Sin Tierra), iniciándose en la fotografía documental y periodística a la vez. Vive en Santa Fe Capital desde 2013, trabajando como fotógrafa y docente en talleres de fotografía. Participó como organizadora de diferentes espacios colectivos de fotografía promoviendo muestras, coberturas colaborativas y acciones callejeras como: Revelión (Encuentro de Espacios de Educación Audiovisual), Malona - Fotografía Militante y de RAF (Red de Acción Fotográfica), Colectivo de Fotógrafas Feministas de Santa Fe. "Creo en la importancia de una mirada colectiva, social y feminista de la fotografía como herramienta de construcción de nuevas narrativas contrahegemónicas", sostuvo. 

Gabriela dictó talleres de Género y Violencia Institucional en la Penitenciaría de Mujeres - U4, de Santa Fe y de esa experiencia se produjeron cuatro muestras que estuvieron expuestas en diferentes centros culturales, espacios públicos y en la misma cárcel: “Ni una menos también en las cárceles” (2016), “Ellas Existen” presentada en Tecnópolis (2017), “Cuerpas Disidentes - Cuerpas Sometidas al encierro” (2018), "Somos Nosotras" expuesta en Arde - Festival de Fotografía Feminismos y Derechos Humanos realizado en la ExESMA  (2019).

En 2019 participó del Registro Colaborativo Internacional "Poderosas 8M", organizado por M.A.F.I.A. También inauguró la muestra "Feminismos en Lucha" junto a Paula Kindsvater en La Casa de la Cultura de Entre Ríos. Actualmente dicta talleres de Fotografías y Feminismo en el Centro Cultural Solar de Las Artes y es expositora en diferentes charlas de formación sobre la temática de Fotografía, Género e Identidad.

Compartir en Facebook



Nombre  
Email
Comentario



Comentarios:
No se han hecho comentarios aún...
Subir...
Cuatro ojos que retratan el despertar de Chile
Natalia Cobos y Gabriela Carvalho relataron la experiencia de haber participado de las brigadas fotográficas que capturaron la esencia del estallido chileno.

Remitente  
Destinatario   email
Comentarios (opcional)  
Volver...