Telaraña | eriodismo narrativo
martes 26 de septiembre de 2017 | 08:01

Informes Miradas Perfiles Imaginarios
Memoria Género Política Justicia Cultura Trabajadores Vida Cotidiana
Las mariposas de Giovanna
Volver...
lunes 16 de mayo de 2016
Una niña cumplió años y en su fiesta, en lugar de las clásicas sorpresitas repletas de golosinas, sus padres entregaron miniviveros sustentables. Así comenzaron a crecer en distintas zonas de Paraná lo que el papá de la cumpleañera, autor de esta nota, llamó “árboles de la vida en comunidad”.
Imprimir

Héctor Valentini*
Desde que la vida nos regaló la posibilidad de ser padres, pensamos en caminar esa alegría tratando de no desviarnos de lo verdaderamente importante, de intentar poner el acento en aquellos valores que enriquecen el conjunto, el adentro y el afuera de la persona. Tratamos de vivir las caras opuestas de lo cotidiano: lo simple, lo complejo, lo cotidiano, lo eventual, las alegrías y las tristezas de una manera que cultive y eduque no solo a nuestra hija Giovanna sino a su mundo de relaciones; no solo pensando en el Yo, al que muchas veces lo convertimos en una mirada individualista y egoísta, sino también en un  Nosotros que nos integre a todos, con las capacidades y características de cada uno.

Así fue que para su cumpleaños de cinco años pensamos en regalar vida, esa vida que brota desde el encierro de una semilla con exigencias y condiciones mínimas. Una vida que brota solo sumando un poco de humedad, temperatura y luz.  

Pensamos en regalar vida y para ello confeccionamos “miniviveros sustentables” en botellas descartables donde germinamos árboles para ofrecerlos como “las sorpresitas”, los souvenirs de su fiestita de cumpleaños. Pensamos en regalar vida y a la vez invitar a sus compañeritos a un desafío de amigos, invitarlos a plantar ese arbolito en sus hogares, en sus veredas o en un espacio verde de nuestro entorno que ellos quisieran mejorar. Arbolito al que verán crecer cuidándolo en familia y compartiendo en dicho crecimiento una propuesta que cuando la vida los encuentre adolescentes, jóvenes y hasta adultos, llevarán como recuerdo de compromiso social, comunitario y con fuertes lazos de unidad y compañerismo.

Los miniviveros sustentables se hacen con botellas transparentes de plástico. Se le pone un poco de tierra, algunas semillas con algo de agua para asegurar la humedad en su interior y se las tapa. El agua en su interior se comporta como en la atmósfera, cuando la botella se calienta se evapora y queda pegada a las paredes de la botella, cuando se enfría se condensa y ocurre como con las lluvias, comienza a gotear en su interior. Así la semilla encuentra un ambiente para germinar dentro, donde no hay necesidad de riego. Cuando la plantita comienza a crecer, la trasplantás y listo.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”,  afirmaba Benjamín Franklin. Es interesante reflexionar sobre esta palabra “aprender”, la cual etimológicamente significa agarrar, atrapar la realidad que nos incumbe y comprometernos en mejorarla.

Estamos convencidos que solo así el niño se sentirá “parte de”, “responsable de”. Se identificará como parte protagonista de esta realidad y aprenderá a valorizar y respetar su entorno de vida. A fin de cuentas ese entorno es fruto de su compromiso y su trabajo, por lo tanto le es propio y no ajeno.
En este aspecto, la escuela en la cual nuestros niños cursan su jardincito de cinco años, Escuela Santa Ana Nº 2, cumplió sus 50 años de vida, y siempre ha brindado a nuestros hijos esta posibilidad de vínculo social y comunitario capaz de involucrarlos en la tarea del mejoramiento de nuestro lugar en el mundo. Así por ejemplo, este jardincito con sus tres salitas (de tres, cuatro y cinco años) ha forestado la vereda de su edificio para el día del árbol del ciclo lectivo 2015.

El hermoso grupo de familias que el destino quiso se conformara en este jardín, después de la propuesta realizada en el cumpleaños, asumió el compromiso a pesar de los tiempos de cada uno y comenzaron a plantar los arbolitos entregados como sorpresitas y nos acercaron algunas fotos de su tarea. Se plantaron arbolitos en distintos puntos de la ciudad (zona Ejército, centro, Parque Gazzano, Colonia Avellaneda, Cerrito, entre otros).


https://lh3.googleusercontent.com/-5rxJEpcV7vQ/VznULWPRUuI/AAAAAAAADFk/R1mEboYAHzkwRiH2Nyh--bCby4ssC3cNwCCo/s3048/mariposas%2Badentro.jpg

* Docente de la escuela N° 26 Dr. Olegario Andrade

Artículo publicado en la revista Barriletes
Compartir en Facebook



Nombre  
Email
Comentario



Comentarios:
No se han hecho comentarios aún...
Subir...
Las mariposas de Giovanna
Una niña cumplió años y en su fiesta, en lugar de las clásicas sorpresitas repletas de golosinas, sus padres entregaron miniviveros sustentables. Así comenzaron a crecer en distintas zonas de Paraná lo que el papá de la cumpleañera, autor de esta nota, llamó “árboles de la vida en comunidad”.

Remitente  
Destinatario   email
Comentarios (opcional)  
Volver...