Telaraña | eriodismo narrativo
martes 26 de septiembre de 2017 | 07:59

Informes Miradas Perfiles Imaginarios
Memoria Género Política Justicia Cultura Trabajadores Vida Cotidiana
Agresores detenidos
Volver...
martes 12 de abril de 2016
Cuatro jóvenes de Paraná, tres varones y una mujer, se encuentran bajo prisión preventiva domiciliaria por realizar pintadas antisemitas en el Parque Berduc. Hay sospechas de que además son responsables de las sucesivas agresiones y amenazas al colectivo feminista.
Imprimir

Silvina Mernes

Otra vez salieron a pintar. El sábado 9 de abril de madrugada, en la oscuridad, como lo habían hecho ya en otras oportunidades, algunas muy recientes.  Bajo el cobijo de las sombras se sentían impunes.

Eran cuatro. Mientras dos escribían con aerosol negro una pared de la cancha de paddle del Parque Berduc, dos más esperaban afuera.

Estamparon cruces esvásticas, una estrella de David tachada, un par de leyendas. Una de ellas decía “para Diego D.”, en referencia al titular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina (Daia) Paraná, Diego Dlugovitzky.

Pero esta vez los sorprendieron. Personal de la División Delitos Económicos de la Policía de Entre Ríos actuó  en el momento justo, gracias a una investigación previa. Los detuvieron y los llevaron a la Alcaidía de Tribunales, donde quedaron alojados todo el fin de semana.

El lunes el Servicio de Información y Comunicación (SIC) del Superior Tribunal de  Justicia (STJ) informó que el Juez de Garantías Nº 2, José Eduardo Ruhl, dictó la prisión preventiva para estas personas.

Pese a que son mayores de edad, la justicia protegió sus identidades y la información difundida sólo contenía sus iniciales. Pero un par de horas después los nombres fueron divulgados por los medios.

Tres varones: José Yamil Abdala, de 25 años; Sebastián Bovolini, de 32; Ángel Alegro, de 27. Y una mujer: Yanina Cufré, de 23 años.

Uno de ellos, Abdala, es empleado del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper), donde cumple funciones como inspector. Sería además uno de los tres muchachos que en 2012 fueron escrachados primero en la red social Facebook y luego en la Fiesta de Disfraces, debido a que usaban uniformes y simbología nazis. El presidente de la obra social, Fernando Cañete, anunció que se tomarán medidas contra el trabajador, por sus recientes acciones. Sus colegas de trabajo, en tanto, coinciden en señalar las actitudes  desafiantes del joven, que incluso podía aparecerse portando insignias relacionadas al nazismo. 


El colectivo feminista enseguida se hizo eco de la noticia y relacionó a las pintadas y sus autores con otras agresiones sufridas por ellas mismas. Por ejemplo, los repetidos ataques al mural “Derecho a decidir”, ubicado en la esquina de La Rioja y Urquiza, el último perpetrado a fines de mayo del año pasado, y todos ellos reivindicados por la agrupación Martillo de Herejes. También las pintadas contra el aborto, escritas en la vereda y las paredes del Hospital San Roque, y las continuas amenazas hacia algunas militantes. Y también el edulcorado insulto dirigido a una de ellas, estampado en el frente de su lugar de trabajo.

“Ahí lxs tienen.. lxs mismos q agreden y amenazan a compañerxs feministas de nuestra ciudad, lxs mismxs q agredieron incontable cantidad de veces el mural por el derecho al aborto en Trabajo Social.. ahí lxs tienen, son sanxs hijxs del patriarcado...”, se leyó en el perfil de Facebook de Soledad Henares, integrante de Sexualidades Disidentes.

Casualmente, tres varones y una mujer, vestidos con remeras negras, se pararon desafiantes en las escalinatas de la Catedral el sábado 6 de marzo, cuando cientos de participantes de la Plenaria de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que sesionaba en Paraná ese fin de semana, marcharon por el centro de la ciudad.

 

La resolución judicial dictada este lunes por el juez Ruhl obliga a estas cuatro personas a permanecer en prisión domiciliaria durante siete días, bajo la responsabilidad de un familiar, que debe velar por el cumplimiento de la medida mientras avanza la investigación penal. La medida fue acordada por los defensores Jorge Balbuena y Jorge Sueldo, y la fiscal Paola Farinó, de la unidad fiscal de Respuestas Rápidas, que les imputó los delitos de daño calificado y amenazas calificadas.

El Ministerio Público Fiscal fundamentó el pedido de preventiva en la “existencia de elementos de convicción que resultan suficientes para sostener como probable la participación de los incursos en el hecho que se les atribuye”. Pero además, subrayó que “se trata de un hecho que reviste gravedad institucional, por cuanto se trata de agresiones con simbologías que representan a los procesos históricos más oscuros de la humanidad, siendo signos discriminatorios y ofensivos de corte nazi que alertan a la comunidad”.

En tanto, se le corrió vista al fiscal federal Mario Silva para que evalúe una imputación del delito por discriminación. Dlugovitzky, por su parte, anunció que se constituirá como querellante particular en la causa iniciada de oficio.

 

Las organizaciones feministas esperan que esta vez haya una condena ejemplar. Y mientras tanto preparan un escrache para Abdala, Bovolini y sus cómplices.



Nota relacionada: Contra la ley

Foto de tapa: Página Judicial

Compartir en Facebook



Nombre  
Email
Comentario



Comentarios:
No se han hecho comentarios aún...
Subir...
Agresores detenidos
Cuatro jóvenes de Paraná, tres varones y una mujer, se encuentran bajo prisión preventiva domiciliaria por realizar pintadas antisemitas en el Parque Berduc. Hay sospechas de que además son responsables de las sucesivas agresiones y amenazas al colectivo feminista.

Remitente  
Destinatario   email
Comentarios (opcional)  
Volver...