Telaraña | eriodismo narrativo
jueves 23 de noviembre de 2017 | 20:45

Informes Miradas Perfiles Imaginarios
Memoria Género Política Justicia Cultura Trabajadores Vida Cotidiana
El río, un nosotros
Volver...
miércoles 26 de agosto de 2015
“Estamos indisolublemente atados al río”, dice la presidenta del Colegio de Arquitectos de Entre Ríos, Mariana Melhem, en el marco de una jornada que invitó a reflexionar sobre el carácter público del borde costero . El “paisaje cultural” que constituimos con la naturaleza y la planificación para vivir en armonía con ella, en esta nota de Telaraña.
Imprimir

Virginia Dallacaminá

“Mirar al otro y al territorio, para ver qué nos dice”. Eso propone la arquitecta Mariana Melhem,presidenta del Colegio que agrupa a estos profesionales en Entre Ríos. La consigna fue explicitada en el marco de la “Primera Jornada Express ‘Derecho al Río: El carácter público del borde costero’" que se realizó en Paraná el pasado 13 de agosto.

La actividad mostró 14 ponencias de especialistas de varias provincias quienes desde disciplinas distintas se plantearon el objetivo común de pensar el borde costero de las ciudades en donde viven y los múltiples modos de abordaje que éste posibilita.

El nombre del evento ‘Derecho al Río: El carácter público del borde costero’, define desde qué lugar reflexionar sobre esta franja de terreno que incluye al denominado “camino de sirga”, ese espacio de uso “público” a la vera de los ríos que antes era de 35 metros y que desde la puesta en vigencia del nuevo Código Civil Argentino, se redujo a 15 metros.

“Los entrerrianos nos tenemos que hacer cargo de lo que somos, somos río sobre todo. Esa condición nos invita, nos arroja, a hablar del tema directamente y a ocuparnos de él y pensarlo de diferentes maneras, no tomando la costa como el espacio de recreación solamente - algo que es totalmente lícito- sino también como lo que involucra transporte, producción, cultura”, desarrolla Mariana Melhem.

Ella, junto a colegas de la vecina Universidad Nacional del Litoral, presentó la ponencia denominada “Trayectorias Ribereñas - Territorios Posibles. Red Interuniversitaria en Procesos de Intervención y transformación con Inteligencia Territorial. Iniciativas sobre los Ríos Paraguay, Paraná y de la Plata”.

En la disertación esbozó la categoría de “paisaje cultural”, un término establecido por la Unesco para reconocer a las "obras combinadas de la naturaleza y el hombre" que son ilustrativas de la evolución de la sociedad y de los asentamientos humanos a lo largo del tiempo.

“Es una nueva modalidad para mirar el territorio que no diferencia lo hecho por el hombre de la hecho por la naturaleza sino que habla de esa conjunción, de una situación indivisible”, explica la Arquitecta y se mete de lleno en el escenario local: “Cuando hablamos del paisaje cultural de Paraná creo que hay determinadas palabras que lo resignifican como ‘río’, ‘barranca’, ‘parque’, ‘ciudad’; son términos que prácticamente nos engloban como tal. En todas las actividades que tenemos buscamos al río porque estamos indisolublemente atados al río”.

La jornada, que sirvió de antesala para la reunión anual de la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos que también se desarrolló en Paraná, “despertó mucho interés” y “por eso hubo tantas ponencias”, apuntó la titular del Colegio entrerriano. Entre los trabajos presentados se encontró el de la asamblea “El río es de todos” que promueve una ordenanza para declarar en Paraná “sujeto a servidumbre municipal el espacio ribereño destinado al camino de sirga, al que se le dará el mismo uso que a las playas públicas”.

También se pudo escuchar la experiencia chaqueña sobre “Estrategias para la recuperación y jerarquización urbana de Espacios públicos y sus usos, relacionados a humedales”, entre otras iniciativas.

Mientras ambos encuentros se desarrollaban, la lluvia no daba tregua en gran parte de la región litoraleña y la provincia de Buenos Aires era noticia por el repetido drama de los inundados. Ante ello, Telaraña consultó a la arquitecta acerca de cuál es el rol de los Gobiernos a la hora de analizar la ciudad y “los bordes”.

“Hay una cuestión clave que es la planificación: si no sabemos adónde vamos, no sabemos qué vamos a hacer y lo que pase nos va a agarrar de sorpresa”, puntualizó en tanto consideró que “una falla sería seguir mirando los asentamientos informales como si fueran la decisión de una sola persona y no nos damos cuenta que el problema está en que dejamos afuera de la planificación a grupos importantes de habitantes que necesitan un lugar para vivir y para trabajar”.

En esa línea, la presidenta del Colegio de Arquitectos de Entre Ríos hizo notar cómo la “mirada histórica” tomó a los arroyos de Paraná como “elementos de conflicto”. “Tanto es así que se los trabajaba como accidentes geográficos y esa mirada ha hecho que los tapemos, que los ignoremos, que queramos decir que no existen. En esa condición- que para unos no existen los arroyos y para otros son considerados como una posibilidad para poder vivir - ese lugar que nadie mira es el que eligen para asentarse quienes no tiene adónde ir. Esto denuncia la falta de planificación y la falta de políticas culturales para que podamos integrarnos como tal, siempre mirando al otro y al territorio para ver qué nos dice”, completó.

Compartir en Facebook



Nombre  
Email
Comentario



Comentarios:
No se han hecho comentarios aún...
Subir...
El río, un nosotros
“Estamos indisolublemente atados al río”, dice la presidenta del Colegio de Arquitectos de Entre Ríos, Mariana Melhem, en el marco de una jornada que invitó a reflexionar sobre el carácter público del borde costero . El “paisaje cultural” que constituimos con la naturaleza y la planificación para vivir en armonía con ella, en esta nota de Telaraña.

Remitente  
Destinatario   email
Comentarios (opcional)  
Volver...