Telaraña | eriodismo narrativo
martes 12 de noviembre de 2019 | 16:30

Informes Miradas Perfiles Imaginarios Nosotros
Memoria Género Política Justicia Cultura Trabajadores Vida Cotidiana
Libertad. Expresión, visibilización. No retroceder. Defender derechos, conquistar nuevos. Respetar. Disfrutar. Poder amar. Igualdad. Palabras que se repiten al hablar del significado de la Marcha del Orgullo Disidente. “Para mí es orgullo; orgullo de ser libre y orgullo de ser, simplemente eso”.
  
Este sábado 9 de noviembre se hará la cuarta Marcha del Orgullo Disidente en Paraná. Será una jornada de lucha para apropiarse de la calle, ese espacio que suele amparar la violencia cotidiana contra las diversidades, para transformarla en un lugar de liberación, visibilidad y expresión de todas las identidades. Y de todos los colores.
  
La publicidad de una marca de gaseosa, con la diversidad sexual como eje, provocó diversas reacciones en las redes, a favor y en contra. Aquí compartimos la reflexión que posteó la artista paranaense Pauli Casís, donde se pregunta “¿por qué anular algo que ayuda a ver desde otra perspectiva, o ayuda a ver por primera vez?”. Y agrega: “Si la hicieron fue porque mostramos que existimos y que no nos van a invisibilizar más”.
  
Las organizaciones Mumalá y “Ahora que sí nos ven” dieron a conocer sendos informes sobre feminicidios. Uno de ellos indica que en Argentina se registra un feminicidio cada 26 horas; el otro, uno cada 32 horas. Las estadísticas oficiales brillan por su ausencia, al igual que las políticas públicas para erradicar la violencia machista.
  
Colectivos feministas consignaron que permanecen desaparecidas desde que comenzaron las protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera. También fueron denunciados casos de violencia sexual y ataques lesbofóbicos.
  
Tras las elecciones presidenciales donde también se disputaron las gobernaciones de la provincia y la ciudad de Buenos Aires, los medios de comunicación no tardaron en publicar artículos que reafirman la discriminación. ¿Por qué la construcción de los feminismos y el empoderamiento de las mujeres aun aparecen resistidos en el ámbito mediático?
  
#NiUnaMenos vuelve a ser tendencia porque la violencia machista se recrudece: Ayer amanecimos con noticias de cuatro femicidios en un solo fin de semana. Los medios se regodean con detalles escabrosos y tratamientos que revictimizan. Un ejercicio sobre cómo hacer periodismo feminista en estos tiempos y cómo tejer las redes que necesitamos para cambiar esta realidad.
  
Giuliana tenía 13 años, fue engañada por el policía Adrián Sánchez, quien la citó en el Hotel Alfil de Resistencia, Chaco y la asesinó con su arma reglamentaria en 2017. El martes murió su madre, Susana Álvarez, quien padeció las violencias de su ex pareja y el dolor tras el suicidio de Nicolás, otro de sus hijos, quien no superó el duelo por el asesinato de su hermana.
  
La cuestión de género y el perfil patriarcal del poder lo atraviesa todo, sin embargo aún no puede ser concebida como problemática por los estamentos corporativos del Poder Judicial Entrerriano en sus propias oficinas. En este informe, apuntes sobre el proyecto de Protocolo elaborado por trabajadores y trabajadoras del Área Salud de AJER.
  
Desde la desaparición de Fernanda Aguirre, hace 15 años, el avance que se observa en el tratamiento de los casos de violencia de género se debe al empuje del movimiento social de mujeres, lesbianas, travestis y trans, que logró imponerlo en la agenda pública. Pero la cruda realidad está mostrando duramente que no alcanza con lo que el Estado está haciendo.